Los abuelos del geriátrico que están en la Escuela Especial serán trasladados en quince días

Tras una extensa reunión entre funcionarios provinciales, regionales y locales vinculados a las áreas de Salud y Educación, se anunció que los adultos mayores que estaban alojados en la Escuela Especial “José Pedroni” serán trasladados a una vivienda para que la entidad educativa retome sus actividades habituales.

En primera instancia, el Sub Secretario de Gestión de Procesos del Ministerio de Salud de Santa Fe, Ramiro Huber, confirmó que hay una casa en la ciudad de Firmat donde residirán los abuelos que estaban en el geriátrico del hospital “General San Martín”, y por la pandemia debieron ser trasladados a la Escuela Especial “José Pedroni”.

“Desde el primer momento estamos preocupados y ocupados por encontrar un espacio para los adultos mayores sabiendo que hay que desocupar la escuela para que retome sus actividades habituales”, aseguró Ramiro Huber.

“No fue fácil porque no hay muchas viviendas con la accesibilidad para adultos mayores, pero afortunadamente se ha encontrado un lugar físico y adecuado, y en 15 días los abuelos serán reubicados y quedará liberada la escuela”, añadió el médico.

En esa línea, el director del hospital “General San Martín”, Emilio Focco, recordó que esta decisión fue tomada durante la cuarentena para proteger a los residentes del geriátrico que estaba muy cercano al nosocomio donde se trató a los enfermos con coronavirus Covid – 19.

Además, el médico reconoció que el geriátrico “no cuenta con las condiciones que merece”, por eso, “de acá en adelante se empiezan a licitar obras en la ciudad que dan esperanza para que los adultos mayores tengan una mejor atención”.

La palabra de la cooperadora de la Escuela Especial “José Pedroni”

Claudio Garziera es el presidente de la Asociación Cooperadora de la Escuela Especial “José Pedroni” donde están alojados los residentes del geriátrico, quien tras la finalización de la reunión subrayó que desconocía la resolución que se tomó al inicio de la cuarentena.

“Los miembros de la cooperadora no sabíamos de este traslado, nos enteramos por los medios, y en ese entonces planteábamos que nos avisen. A partir de julio se cae el convenio, y pedimos al Ministerio de Educación de Santa Fe que se resuelva la situación pero no hubo respuestas”, afirmó Garziera.

Igualmente, contó que se retiró del encuentro con “tranquilidad” porque las autoridades sanitarias confirmaron que en quince días los adultos mayores serán trasladados a un nuevo espacio y la escuela volverá a funcionar.

Por su parte, la vicepresidenta de la cooperadora, Beatriz Miranda celebró “la buena noticia” de que el colegio pueda volver a funcionar.

“Nosotros en ningún momento pedimos que saquen a los abuelos de la escuela, pero llega el comienzo de clases, y los chicos quieren y necesitan ir a la escuela para estar en contacto con sus docentes, compañeros, y tener la contención psicológica que requieren”, añadió.

Otra de las autoridades que formó parte de la reunión para lograr el acuerdo fue el diputado provincial Gabriel Real, quien manifestó: “Lo importante es que hay una solución”.

“Ahora hay un lugar decoroso para los abuelos”, señaló Real, quien al mismo tiempo consideró que “el enojo de los padres y toda la comunidad educativa fue por las demoras a la hora de alquilar una casa”.

Inicio

TDC en Vivo

Inicio

TDC en Vivo