Buscar

Una pasión que une provincias

“Vinimos con la familia, dejamos el 600 en casa por problemas técnicos de chasis, pero la idea es compartir un buen fin de semana”, expresó Pablo Tannute, quien llegó al encuentro desde Tucumán.
“Se la pasa muy bien, hay muy buenos amigos y buena camaradería. Es para disfrutar, conocer el auto y disfrutarlo porque muchas veces uno no lo saca por miedo”, agregó.
Por su parte, Rebeca Rossi, una joven de 18 años de Misiones contó que “está terminando el Fiat 600 recientemente regalado por su padre”.
“Este auto es ideal para la gente chica como yo que mide 1,50 porque alcanzas todo, el volante, el pedal. La comodidad ante todo es increíble el 600”, añadió.

Otras Noticias