Buscar

El territorio argentino, bajo una ola de calor

Ante este panorama es importante tener en cuenta una serie de medidas, sencillas, que pueden hacer la diferencia a la hora de la prevención ante golpes de calor o malestar general.
Primero y principal se debe beber abundante agua a lo largo de todo el día. No se debe esperar a “sentir sed”, ya que esto es señal de comienzo de deshidratación.
Se debe procurar comer alimentos frescos, ensaladas, frutas, y comidas de bajo contenido calórico. Es muy importante vestir ropa suelta y clara, los colores oscuros “absorben” más el calor.
Es fundamental prestar atención al estado de ingesta de líquidos y al ánimo de los bebés y los adutos mayores.
Ante los fuertes calores, las personas padecen “pesadez”, es por ellos que es importante hidratarse y consumir alimentos “livianos”.

Recomendaciones para la población en general:

• Tomar mucha agua durante todo el día
• Consumir alimentos frescos, como frutas y verduras.
• Evitar las bebidas alcohólicas, muy dulces y las infusiones calientes.
• Usar ropa suelta, de materiales livianos y de colores claros.
• Tomar líquido antes, durante y después de practicar cualquier actividad al aire libre (ver hidratación durante la actividad física)
• Protegerse del sol poniéndose un sombrero o usando una sombrilla.

Que se debe tener en cuenta con bebes y niños:

• Darles el pecho a los lactantes con más frecuencia.
• Hacerlos beber agua fresca y segura.
• Ponerlos en lugares frescos y ventilados.

Otras Noticias