Buscar

Según Ripoll, los senadores “no escuchan el reclamo de las mujeres, sino la voz de la iglesia”

La dirigente del Movimiento Socialista de los Trabajadores, Vilma Ripoll, se movilizó junto a su partido al Congreso de la Nación para apoyar el proyecto de ley de interrupción voluntaria del embarazo que ayer finalmente no fue aprobado en la Cámara de Senadores.
En primera instancia, la activista oriunda de Firmat, señaló que vivió el debate “como un día histórico, independiente de lo que sucede dentro de la Cámara (de Senadores)”, y justificó sus dichos alegando que los senadores “no escuchan el reclamo de las mujeres, sino que escuchan la voz de la cúpula de la iglesia que les dice que tienen que aceptar no se qué cosa religiosa, cuando la verdadera historia es que todas las mujeres hacemos abortos aunque ellos decidan otra cosa”.
“Es muy importante que se exprese acá una decisión que tomaron masivamente las mujeres en este país, más que el derecho al aborto, es el derecho a decidir, que la mujer tenga la posibilidad de hacer de su vida lo que desea o pueda”, agregó.
Ripoll detalló que en un año “hay 700 mil nacimientos, 600 mil abortos, 60 mil mujeres que quedan lesionadas de por vida, y 200 mujeres que mueren” a consecuencia del aborto clandestino; y añadió: “Llegó el punto final de esa situación”:
Luego enfatizó que la práctica clandestina del aborto “es un problema de salud pública grave, y un tema de derechos humanos y de justicia social grave”, y se mostró preocupada porque en el país “no hay educación sexual para decidir, no hay anticonceptivos para no abortar, y no hay derecho al aborto para no morir”.
Finalmente, Vilma Ripoll contó que el MTS, “mañana (por hoy) inicia la pelea por la separación de la iglesia del estado”. “Hoy estamos sosteniendo con subsidios que pagamos todos a los curas, obispos, arzobispos y a la escuelas religiosas; este año con 34 mil millones de pesos mientras las escuelas estatales explotan y se matan los docentes”, destacó la dirigente.

Otras Noticias

Últimas Noticias

Tendencias