Murphy conoció los resultados de un estudio exhaustivo sobre el cáncer

El director del Programa Medio Ambiente y Salud de la Universidad Nacional de Rosario, Alejandro Oliva, brindó detalles de los estudios realizados en Murphy sobre los posibles factores que provocan casos de cáncer en la localidad.

“Fuimos convocados por el rector de la universidad en su momento a pedido de las autoridades de la Comuna porque había mucha preocupación con el tema cáncer. Tenían la sensación de que había muchos más casos de cáncer, que la gente se moría mucho más de cáncer, y la gente en la comunidad lo asociaba con factores ambientales”, precisó Alejandro Oliva.
“Vinimos, estudiamos el problema, hicimos los análisis, tomamos el período desde 2000 a 2016 para ver si lo que la gente decía era lo que realmente existía. En ese análisis estadístico se vio que en 2009 o 2010 habían aumentado por encima de las cifras nacionales muy significativamente en nuevos casos de cánceres y que eran más agresivos que en otros lugares del país”, aseguró el especialista.
“Cuando hicimos el análisis ambiental encontramos básicamente que el problema estaba en las calidades de agua, hicimos cuatro capturas en diferentes momentos del año y ahí descubrimos que los niveles muy altos están en nitratos y arsénicos, dos factores que sumado a pequeñas cantidades de agroquímicos en el agua pueden significar un coctel que producen este tipo de enfermedades”, añadió.

Finalmente, Alejandro Oliva se mostró optimista al afirmar que “en 2016 se produjo una disminución muy significativa de los casos, que suponemos tiene que ver con la medida adoptada por la Comuna de Murphy de prohibir fumigaciones en un radio muy grande alrededor del pueblo, y quizás eso ha empezado a impactar”.
“Todavía seguimos pensando como que la salud está subordinada a los ingresos económicos y a las inversiones que debemos hacer para mejorarla. Una de las cuestiones que hemos encontrado es el tema del agua, que la comunidad lo percibe como un problema y eso estaría tapando otras prácticas que se realizan en la localidad como es la utilización de agroquímicos, no sólo los que se utilizan en el campo sino la forma en que se los acopia y el tránsito de maquinarias que trabajan con agroquímicos por el ejido urbano, y otros tipos de contaminantes como son los campos magnéticos”, ratificó Claudio Staffolani, uno de los docentes que participó del estudio.
Por su parte el ingeniero agrónomo Néstor Digrego, señaló: “No encontramos una solución espacial evidente, pero hay que tener en cuenta que Murphy es una localidad pequeña y no hay un sector del pueblo alejado suficientemente de donde se aplican agroquímicos, es probable que el factor causal no se esté expresando porque Murphy es una localidad pequeña o el factor causal se distribuye distinto”.
“Hay que seguir observando el fenómeno y tomar conciencia del cuidado del ambiente”, añadió Digrego.

Comentarios

310

310

Gimnasio Interdisciplinario

Gimnasio Interdisciplinario

publicid-img2

publicid-img2

banner-Wheelwright

banner-Wheelwright

publicid-img1

publicid-img1

publicid-img2

publicid-img2

publicid-img3

publicid-img3

También te puede interesar