Buscar

Los docentes santafesinos aceptaron la propuesta del 18% con cláusula gatillo

La negociación comenzó con rispideces. Y lentamente se convirtió en tensión. A punto tal, que el gobernador Miguel Lifschitz, estableció para los docentes un aumento por decreto y un descuento de los días de paro, tirando a la banquina el ámbito paritario. Esa decisión parecía ser el quiebre definitivo. Pero tras conversaciones entre autoridades del

La negociación comenzó con rispideces. Y lentamente se convirtió en tensión. A punto tal, que el gobernador Miguel Lifschitz, estableció para los docentes un aumento por decreto y un descuento de los días de paro, tirando a la banquina el ámbito paritario. Esa decisión parecía ser el quiebre definitivo. Pero tras conversaciones entre autoridades del gobierno y dirigentes gremiales, que luego se convirtieron en reuniones públicas de un interminable tira y afloje, Lifschitz decidió reabrir la paritaria y establecer allí una nueva propuesta.
Si bien no se movió del porcentaje (18%), accedió a revisar y activar, llegado el caso, la cláusula gatillo en el primer semestre y a fin de año, además de incrementar el monto ($300 más mensual) por material didáctico. En total, desde que comenzó el ciclo lectivo, fueron seis los días de paro que realizaron los maestros nucleados en Amsafe (estatales) y Sadop (privados).
“Fue fundamental que la cláusula gatillo se revise luego del 9% de aumento. Porque todos sabemos que la inflación va a estar por arriba del 9% en el primer semestre. Desde el principio sostenemos que la inflación iba a superar los dos dígitos. El contexto es muy difícil para todos los trabajadores. No sólo se está discutiendo salario, sino despidos”, dijo Sonia Alesso, secretaria general de Amsafe, y que además conduce Ctera.
En todo el proceso de negociación hubo declaraciones cruzadas entre el gobierno y los representantes gremiales. Estos últimos señalaban que el gobernador estaba alineado a las políticas que establecía el gobierno nacional. El gobernador acusó a los gremialistas de estar politizados. Pero su frase más criticada fue cuando se refirió a que los docentes “estamos discutiendo seis kilos de pan por mes”, había dicho.
Ahora y según reconocieron los propios dirigentes, “la pauta salarial de Santa Fe es una de las más altas del país, si bien algunos compañeros no cerraron sus respectivas negociaciones”.

Otras Noticias