Buscar

La Provincia invertirá 800 millones de pesos en un Plan de asistencia financiera y técnica para fortalecer el comercio

El gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz, presentó este jueves en Rosario el Programa de Desarrollo del Sector Comercial y de Servicios, plan que busca aumentar la competitividad, mejorar la infraestructura y fortalecer a las pymes y micropymes del sector. A tal fin, está previsto destinar más de 800 millones de pesos, que se canalizarán

LIFSCHITZ COMERCIOS

El gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz, presentó este jueves en Rosario el Programa de Desarrollo del Sector Comercial y de Servicios, plan que busca aumentar la competitividad, mejorar la infraestructura y fortalecer a las pymes y micropymes del sector. A tal fin, está previsto destinar más de 800 millones de pesos, que se canalizarán a través de distintas líneas de crédito, así como también se brindarán distintas herramientas de asistencia técnica.
“Implementamos políticas públicas destinadas a la industria y al sector agropecuario; de igual manera tenía que haber un plan para el sector comercial y de servicios, que genera más del 60 por ciento de los puestos de trabajo”, comenzó por señalar Lifschitz en el acto desarrollado en la sede de la Asociación Empresaria de Rosario, a la vez que recordó la creación de la Secretaría de Comercio Interior y Servicios.
“Este programa -continuó- fue pensado para apoyar y reconocer el rol fundamental de los gobiernos locales en la promoción del sector; nosotros venimos acompañar y a sumar recursos e ideas sobre la base de las iniciativas impulsadas desde ese nivel de gestión”.
El programa impulsado por la Secretaría de Comercio Interior y Servicios contempla una fuerte asistencia financiera, con facilidades de acceso y tasas subsidiadas. Una de las líneas (por 300 millones) está enfocada al capital de trabajo para las pymes del sector; otra (por 500 millones) a proyectos de inversión productiva; una tercera, del Banco Municipal, pensada para locales ubicadas en centros comerciales a cielo abierto; y un fondo específico (3,5 millones) para micro y pequeños comercios que apunta a evitar la informalidad.
También aborda la atención a los derechos del consumidor, la promoción y el fomento del comercio; buscando jerarquizar esta jurisdicción a través de un plan que aplica las normativas vigentes y genera proyectos de nuevas reglamentaciones para el sector, entre ellas, la creación de un régimen simplificado Ingresos Brutos para promover la formalidad.
Otra de las iniciativas del programa es la creación de un observatorio de comercio que integre toda la información del sector (índice de ventas y empleo, cantidad de comercios, participación de mercado, etc.) y permita delinear políticas para el ordenamiento estratégico en todo el territorio y por ciudades.
“El comercio es una actividad económica que se desarrolla en las ciudades. No hay comercio sin ciudad. Esto es muy importante porque hay una doble función del comercio: generar riqueza y trabajo genuino, además de movilizar la economía local; y la cuestión urbana, porque las ciudades se ordenan a partir de la actividad comercial”, sostuvo el gobernador.
Lifschitz también destacó que la iniciativa se elaboró “en diálogo permanente con las instituciones” y que “si se agotan los fondos de financiamiento dispuestos, vamos a ampliar dicha operatoria porque creemos que estamos en un momento donde no hay que quedarse de brazos cruzados”.
“Nos interesa hacer todo lo posible para que sea un gran semestre y por eso venimos a trabajar y reforzar las actividades de cada municipio. Afortunadamente, Santa Fe no sólo tiene un tejido productivo competitivo y potente, sino que también tiene un capital social extraordinario en sus instituciones empresarias, cooperativas, mutuales y federaciones, por lo cual tenemos ahí una oportunidad de generar sinergia y apuntalar una cosa con la otra”, aseguró.

Otras Noticias