Buscar

Girolami no tiene problemas “en devolver las acciones” pero pide que lo saquen de las garantías firmadas

Néstor Girolami es uno de los integrantes del directorio que se hizo cargo de Vassalli Fabril en abril de 2016, quien el viernes participó de una reunión en la sede rosarina del Ministerio de Trabajo donde la ex titular de la empresa, Mariana Rossi Vassalli, solicitó las acciones cedidas en aquel entonces. “Tuvimos una audiencia

Néstor Girolami es uno de los integrantes del directorio que se hizo cargo de Vassalli Fabril en abril de 2016, quien el viernes participó de una reunión en la sede rosarina del Ministerio de Trabajo donde la ex titular de la empresa, Mariana Rossi Vassalli, solicitó las acciones cedidas en aquel entonces.
“Tuvimos una audiencia de conciliación por una cuestión de trabajo, donde se presentó todo lo hecho y que las acciones están bien transferidas, pero Mariana (Rossi Vassalli) pidió la devolución de las acciones”, relató Girolami, quien consideró que el motivo de la reunión se modificó y que “en una acción mafiosa y extorsiva nos obligaron a firmar que nos comprometíamos a devolver las acciones”.
“Es gravísimo lo que hicieron, y el ministro (Julio Genesini), y el intendente de Firmat (Leonel Maximino) estaban convalidando este apriete mafioso”, enfatizó Girolami.
Tras este encuentro, los representantes legales del empresario mantuvieron una reunión con dirigentes de la Unión Obrera Metalúrgica, y se resolvió esperar entre 48 y 72 horas para saber cómo continúa la situación.
Algo molesto con los dirigentes de la UOM, con Mariana Rossi Vassalli y los funcionarios locales y provinciales, Girolami resaltó que el objetivo de su gestión siempre fue “sacar la fábrica adelante”.
“Desde el primer día que entramos a la fábrica estamos buscando un inversor, alguien que pueda llevarla adelante, que aporte los recursos necesarios. No nos olvidemos que en abril de 2016 tenían una espada sobre la cabeza, había sueldos atrasados de un año y medio, deuda con el Banco Nación. Nosotros nos hicimos cargo por un pedido específico de Mariana, y nos hicimos cargo de una deuda de 275 millones de originadas en su gestión, no en la nuestra. Si tengo que devolver las acciones no tengo ningún problema, pero sáquenme de todas las garantías que firmamos”, agregó el empresario.
Girolami se encargó de enumerar las diversas tareas que realizó el directorio que integró en Vassalli y destacó “los aportes de capital para trabajo y el refinanciamiento de deuda en el Banco Nación poniendo los avales”.
“La única satisfacción que me queda personalmente es que por lo menos la ´fábrica no se cerró en abril de 2016, y hoy está con muchos problemas pero sigue abierta”, indicó.
Además, Néstor Girolami criticó el accionar de la Unión Obrera Metalúrgica de Firmat, comandada por Diego Romero, porque ante el primer mes y medio de atraso en el pago de sueldos, convenció a los operarios para que realizaran paros y cortes de rutas.
“La mayoría de los operarios tienen la camiseta puesta y quieren que Vassalli siga adelante, pero el gremio les llena la cabeza y pone palos en la rueda; y esas malas noticias que generaban hacían que cada cosa que se lograba fracase”, añadió.
Al ser consultado sobre la versión que trascendió en estos días sobre que Pauny comprría la fábrica de cosechadoras de Firmat, Girolami contestó no tener noticas al respecto.
“No queremos ser los dueños de Vassalli, queremos que siga adelante, para eso nos tuvimos que comprometer y firmar un montón de cosas. No me puedo ir ahora, devolver las acciones y quedarme con todo (avales) firmado”, cerró Néstor Girolami.

Otras Noticias

Últimas Noticias

Tendencias