Crisis metalúrgica: Veinte mil trabajadores suspendidos en el país

Antonio Caló dijo en Rosario que la crisis hoy se refleja en la cantidad de suspensiones en el sector metalúrgico y en el incumplimiento patronal de aportes previsionales: «La UOM tiene para cobrar 1.200 millones en la calle, y no los puede cobrar», dijo. Temen nueva ola de despidos.

El secretario general de la Unión Obrera Metalúrgica, Antonio Caló, y el titular de la seccional Rosario, Antonio Donello, revelaron que el sector registra hoy 20 mil trabajadores suspendidos en el país, de los cuales 1.000 corresponden a esta regional. Además, denunciaron que los empresarios del sector retienen aportes previsionales y descalzan el financiamiento de la obra social: «La UOM tiene en la calle 1.200 millones de pesos y no los puede cobrar», revelaron.

La industria decreció al 61,6 por ciento de su capacidad en abril. Según datos del Indec hubo una nueva caída interanual en la utilización del potencial de producción. La utilización de la capacidad instalada bajó al 61,6 por ciento en abril, frente al 67,6 por ciento de igual mes del año pasado, en línea con una caída del 8,8 por ciento en la actividad, según informó el instituto de estadísticas nacional.

Estos datos cayeron como una bomba en el gremio metalúrgico (UOM), y este jueves, durante una visita a la seccional Rosario, el secretario nacional de los metalúrgicos, Antonio Caló, le puso números propios al derrumbe de este sector de la economía: “Sin industria no hay país y acá las cierran todos los días pymes, la UOM perdió en 4 años casi 60 mil trabajadores, ahora tenemos 20 mil suspendidos que no sabemos si se van retomar en poco tiempo”, marcó el gremialista durante un encuentro de delegados que se desarrolló en el cámping sindical de Soldini, con la presencia de candidatos del frente Juntos. “Las pymes son de lo más comprometido porque no pueden competir, y la UOM se nutre de 22 mil pymes”, agregó.

La UOM persiste a nivel país en su reclamo por la declaración de emergencia metalúrgica nacional. “Todas las regiones están perjudicadas –afirmó Caló–, no hay una que se salve. La línea blanca está muy deteriorada, nadie compra. Cuando la gente no tiene para comer, no compra otras cosas. Hay casi 400 mil televisores en stock, y se van de moda”, puntualizó el metalúrgico.

Caló precisó que actualmente hay “7 mil suspendidos en Tierra del Fuego, 2 mil en Buenos Aires, 1 mil en Rosario, son 20 mil en total”. Asimismo el dirigente gremial alertó sobre el sistema de obra social del gremio: Tenes que pensar que la UOM se nutre para hacer funcionar la obra social, del aporte de los trabajadores”, expresó.
“La recaudación es cada vez menos. Los empresarios a veces hacen el descuento a los trabajadores y no los aportes, la UOM tiene para cobrar en la calle 1.200 millones de pesos y no los puede cobrar”.

Por su parte, el secretario general de la UOM local, Antonio Donello, pidió “respuestas para las pymes, sobre todo con las tarifas”, “En nuestra zona hay mil trabajadores suspendidos y no sabemos si los van a despedir”, lanzó. Al tiempo que agregó que la “crisis afecta a todas las líneas de producción”. También Donello se refirió a la crisis en la obra social: “La situación de la obra social, es muy delicada y cada vez cuesta más brindar los servicios y la necesidad de la gente es mayor”.

Fuente: CUNA DE LA NOTICIA

Otras Noticias