Científicos santafesinos hacen trueques para seguir investigando

En este marco de reducción presupuestaria, investigadores de Conicet de la ciudad de Santa Fe se vieron en la necesidad de agudizar el ingenio para evitar interrumpir las tareas de investigación, y comenzaron a recurrir al trueque de elementos y equipos entre los propios grupos de investigadores.

Pablo Bolcatto es físico, investiga en el Instituto de Matemática Aplicada del Litoral del Conicet, y colabora con físicos matemáticos y biólogos en temas de bioacústica en la capital provincial. En diálogo con Ariel Bulsicco en Sí 98.9 relató sobre esta nueva tendencia entre investigadores para no frenar sus proyectos.

“Muchos a veces en los laboratorios tenemos insumos y equipos que hace mucho no usamos, y pensamos que otros los necesitan. Hablo de drogas que tienen un vencimiento para su uso, pero también de termómetros vasos de precipitados, pequeñas balanzas, que intercambiamos para que no se tengan que comprar nuevos. Se está haciendo uso de la solidaridad de otros grupos de investigación, ya que no recibimos muchos de los fondos aprobados”, aseveró el investigador en física.

Recordó que “muchos grupos que hace dos o tres años ganaron becas, algunos no recibieron los fondos, y otros eran asignados en pesos y no fueron actualizados con la inflación y la devaluación tan grande que hubo, y por eso muchos se ven en la realidad de suspender sus investigaciones o pensar de qué otra manera hacerlas”.

Pablo Bolcatto intercambia instrumentaciones en varios grupos.
En este sentido, Bolcatto analizó que “el salvataje individual no es el camino, sino apostar a un país soberano en el conocimiento y para eso es necesaria la inversión en el desarrollo adecuadamente. Pero ante la emergencia, en un país que perdió la inversión en ciencia, y en la disyuntiva de becarios que tratan de formarse, recurrimos a este recurso para seguir investigando”.

Consultado sobre Marina Simian, la científica del Conicet que la semana pasada recurrió a un programa de televisión, opinó: “No vemos como una alternativa que una científica vaya a un programa de televisión para obtener el dinero, sí entendemos la decisión de muchos que se van del país en busca de seguir investigando si el sistema no se los permite”.

Sobre la decisión de intercambiar equipamientos entre los grupos de investigaciones, se explayó: “Lo hacemos porque nos comprometimos con una tesis que íbamos a investigar, porque queremos continuar haciéndolo y porque lo hacemos tras haber ganado concursos y teníamos asignado un dinero para llevarlo adelante. Ese dinero servía para comprar insumos de laboratorio y formarnos en congresos”.

Sobre esta realidad esbozó que se trata de un deterioro “desde que cambió el gobierno nacional, ya que antes no era la situación ideal, pero el valor del conocimiento era un valor real, y el actual apostó a una economía re-primarizada, que sólo entrega commodities sin valor agregado. Se privilegia exportar el grano de soja o maíz en vez de desarrollar tecnologías para estos granos, apostando al conocimiento”, finalizó.

Otras Noticias